Endoscopia gastrointestinal: Para qué sirve y cómo hacerla | Promedco
Promedco
Home
/
Blog
/
Endoscopia gastrointestinal: que es, para que sirve, cuidados y recomendaciones

ENDOSCOPIA GASTROINTESTINAL: QUE ES, PARA QUE SIRVE, CUIDADOS Y RECOMENDACIONES

La endoscopia es un examen médico que permite realizar un diagnóstico exacto sobre el estado del tracto intestinal y así poder detectar enfermedades y proceder al correspondiente tratamiento. En esta nota le contamos todo lo que debe saber acerca de una endoscopia gastrointestinal

equipos de endoscopia

La endoscopia es un examen médico que permite realizar un diagnóstico sobre el estado del esofago, estomago y el duodeno, es decir, las primeras partes del intestino delgado. El objetivo es identificar posibles anormalidades que puedan estar generando afecciones tales como sangrado, náuseas, vómito, acidez persistente, sensación de que los alimentos quedan atorados en la garganta o adelgazamiento sin motivos específicos.

 

Los equipos de endoscopia se componen por un tubo de 8 mm, el cual es el que se ingresa por el esófago para seguir el camino hacia el estómago y el duodeno. En la parte final del tubo se encuentra una cámara, esta es la que permite observar el estado de los órganos y tejidos por los que se abre camino.

 

¿Cómo se realiza una endoscopia?

 

Cuando se debe realizar un examen de endoscopia digestiva el médico encargado debe informar al paciente sobre las medidas y cuidados que deberá tener antes del procedimiento. Comúnmente se pide mantener un ayuno de al menos 8 horas de alimentos sólidos y 6 horas de alimentos líquidos, y se recomienda no consumir lácteos el día anterior. Estas medidas son necesarias ya que es necesario que el estómago se encuentre completamente vacío, de igual manera debe seguir cualquier otra recomendación que le solicite el médico.

 

Al momento de realizar se debe realizar el debido control de limpieza y desinfección de los equipos de hospital que vayan a utilizar durante el procedimiento. El examen demora alrededor de unos 5 minutos, y es poco frecuente que los pacientes experimenten molestias graves. 

 

Sin embargo, es probable que al momento de realizar el procedimiento el paciente experimente sensaciones de náusea o causar hinchazón en el abdomen. Si se considera necesario, el especialista puede suministrar un sedante para ayudar a relajar al paciente y hacer que el proceso sea menos molesto.

 

Consecuentemente, el paciente se debe recostar en la camilla para que el médico especialista proceda a ingresar el tubo por la boca, encima de la lengua para empezar a bajarlo por el esófago de manera lenta y cuidadosa para evitar lesiones y molestias. Para ingresar el tubo el paciente debe colaborar para que pase la garganta y así el tubo pueda continuar su camino al estómago y duodeno sin problemas.

 

Durante el proceso el médico observa a través del equipo para imágenes diagnósticas

y estudia el estado de la mucosa del estómago y duodeno. Finalmente, se empieza a extraer el tubo con cuidado. En general, el examen no supera los 5 minutos.

 

Al final el médico puede explicar los resultados de manera general, pero el resultado de los análisis de la biopsias deben esperar más tiempo mientras están listos. Si fue necesario administrar sedantes al paciente este debe ser acompañado hasta su residencia y durante el tiempo necesario hasta que pasen los efectos por completo. Es común que no se sientan los efectos del calmante, pero este puede afectar los sentidos y reflejos durante todo el día.

 

Los malestares como dolores abdominales tipo retortijón e hinchazón pueden permanecer durante el día, pero con el tiempo se irán calmando.

 

Endoscopia baja

 

Existe la endoscopia alta y la endoscopia baja, ambas se realizan con el fin detectar anomalías en el tracto digestivo, la endoscopia alta es la más común y de la que se habló en un principio, mientras que la endoscopia baja se centra en la inspección del intestino grueso. También se conoce más comúnmente como colonoscopia, el procedimientos es similar en cuanto a la preparación del paciente y el equipo que se utiliza.

 

Complicaciones al realizar una endoscopia

 

Aunque no es un procedimiento de alto riesgo y debe ser realizado por un especialista capacitado y con experiencia en este tipo de exámenes para evitar complicaciones, pueden surgir irregularidades. Sin embargo, se presentan con poca frecuencia. A continuación, mencionamos los más comunes.

 

• Desgarre en las paredes del esófago o estómago. En caso de suceder se requiere operar lo antes posible.

 

• Al momento de tomar muestras para la biopsia se puede producir sangrado, aunque normalmente es muy leve y se detiene rápidamente. También se puede controlar con el endoscopio.

 

• En algunos casos los pacientes que reciben sedantes pueden reaccionar de forma negativa debido a que padecen alguna enfermedad base de tipo cardíaca o pulmonar.

 

Las complicaciones al realizar endoscopias no son frecuentes, No obstante es importante reconocer cuando es probable que ocurran, para ello se debe prestar atención a las señales como dolor agudo en el abdomen, fiebres o escalofríos. En caso de notar estos síntomas debe dirigirse inmediatamente con un médico.

 

Tenga en cuenta que el sangrado si es una secuela común tras realizar este tipo de procedimiento, y puede durar varios días.

 

Encuentre los mejores equipos para realizar endoscopias en Promedco

 

En Promedco disponemos de venta de equipo médico de la más alta calidad y con las marcas de mayor reconocimiento a nivel mundial para renovar o implementar en su centro médico. ¡Contáctenos y realice su cotización!