Colposcopia en el embarazo: Consejos para realizarla | Promedco
Promedco
Home
/
Blog
/
CONSEJOS PARA REALIZAR COLPOSCOPIAS DURANTE EL EMBARAZO

CONSEJOS PARA REALIZAR COLPOSCOPIAS DURANTE EL EMBARAZO

La colposcopia es una procedimiento médico que tiene como objetivo determinar el estado del cuello uterino. Algunas veces se practica en mujeres gestantes, para ello, se requiere de ciertos cuidados que a continuación le compartimos.

La colposcopia es un procedimiento médico de carácter ginecológico que se realiza con el objetivo de comprobar el estado del cuello uterino. A pesar de ser un examen completamente seguro, hay que tener ciertas precauciones para el cuidado de la paciente cuando se efectúa durante el embarazo.

 

Realizar una colposcopia en el embarazo puede resultar intimidante para muchos especialistas, no obstante, es completamente seguro siempre y cuando se tengan en cuenta algunas situaciones que se presentan durante el procedimiento.

 

Realizar colposcopia durante el embarazo, ¿por qué?

 

Por lo general, a una paciente en estado de embarazo se le realiza una colposcopia para descartar la presencia de cáncer —que suele ser muy poco común—, o porque hay presencia de células anormales que deben tratarse luego del embarazo.

Colposcopia a mujer embarazada

Lo importante a recordar, por supuesto, es que en lugar de un paciente, hay dos: la madre y el nonato. Por esa razón, será de vital importancia no insertar nada de forma profunda en el canal endocervical, ya que podría interrumpir el embarazo. Se debe recordar que existe riesgo de perforación del saco amniótico si el cuello uterino está demasiado dilatado o muy bajo (como suele suceder en el embarazo). Además, durante el embarazo, a veces la placenta se encuentra dentro del útero (contra el cuello uterino, es decir, la zona de examinación).

 

En este escenario, utilizar los equipos de hospital correctos y seguir las pautas pertinentes será de vital importancia para garantizar el bienestar de la mujer gestante y su bebé. En Promedco contamos con dispositivos de ginecología de última tecnología, ergonómicos y confiables para que dote su centro médico con los equipos ideales para garantizar la prestación de un excelente servicio de salud.

 

Algunos de los casos que debe tener en cuenta para realizar una colposcopia durante el embarazo son:

 

• Cambios fisiológicos: la carga hormonal normal del embarazo puede ocasionar cambios fisiológicos en el cuerpo de la madre gestante. Aunque durante los primeros tres meses no suelen verse cambios importantes, los más significativos suelen aparecer luego de este periodo debido al crecimiento del bebé. Este proceso puede generar presión en el cuello uterino, por lo que la colposcopia deberá ser aún más cuidadosa.

 

• Paredes vaginales laxas: dado que el cuello uterino puede aumentar hasta diez veces su tamaño durante el embarazo, las paredes de la vagina se tornan blandas y menos elásticas, dificultando el trabajo de visualización por parte del especialista. Para remediarlo, utilice un retractor vaginal de la siguiente forma: inserte las cuchillas del retractor en las cuchillas del espéculo y sostenga así las paredes vaginales en su lugar.

 

Si esta medida no funciona, necesitará emplear un espéculo endocervical. Solo recuerde tener cuidado para no romper el saco amniótico. Tal vez le interese leer: problemas comunes de visualización con colposcopio.

 

• Sangrado durante la biopsia: durante el embarazo, la vascularidad del canal vaginal aumenta, dificultando significativamente la realización de una biopsia durante la colposcopia. Dado que la extracción de tejido generalmente implica cierto sangrado, durante el embarazo aumenta el riesgo de que se produzca más de lo normal y que sea más difícil de detener.

 

En una colposcopia con paciente no gestante, los especialistas tomarían todo el tejido posible para descartar la presencia de células anormales; cuando se trata de una madre embarazada, los médicos deben elegir muy bien el tejido a seleccionar para evitar el sangrado abundante.

 

• Incomodidad del paciente: ya que para realizar la colposcopia se requiere de la inserción de tres instrumentos en la vagina, las pacientes —especialmente las embarazadas— pueden manifestar incomodidad. Un truco para hacer más cómodo el procedimiento —tanto para las pacientes como para el especialista— es utilizar un condón durante la examinación. Para hacerlo, debe colocar un condón en el espéculo antes de iniciar el procedimiento y cortar la punta para que funcione como una funda alrededor del instrumento. De esta manera, podrá realizar el examen manteniendo las paredes de la vagina en su lugar con una buena visualización del cuello uterino, pero con invasión mínima al paciente.

 

Estos son algunos apuntes a tener en cuenta durante la realización de una colposcopia en paciente gestante. Recuerde que en Promedco nos dedicamos en la comercialización y venta de equipos médicos de alta tecnología para que dote todas las especialidades en su centro médico con los mejores dispositivos. Contáctenos y déjenos asesorarlo.