Problemas comunes al realizar rayos X y cómo solucionarlos | Promedco
Promedco
Home
/
Blog
/
PROBLEMAS COMUNES AL REALIZAR RAYOS X Y CÓMO SOLUCIONARLOS

PROBLEMAS COMUNES AL REALIZAR RAYOS X Y CÓMO SOLUCIONARLOS

Al realizar un procedimiento de rayos X para diagnosticar a un paciente pueden presentarse algunos inconvenientes por una mala técnica o defectos en el equipo. A continuación, le contamos sobre los más comunes y cómo se pueden solucionar.

Los procedimientos con equipos de rayos x son absolutamente indispensables en el diagnóstico y seguimiento en muchas áreas de la medicina. Aun así, constantemente se presentan problemas durante las radiografías que pueden limitar considerablemente el potencial de su equipo, por esta razón, el día de hoy le contamos los problemas más comunes que se presentan con los sistemas de rayos x y qué hacer al respecto.

 

Problemas más comunes en las radiografías

 

• Problemas de exposición

 

Aunque los sistemas de rayos x más novedosos ofrecen valores automáticos de exposición, los equipos convencionales requieren de ajustes según factores como la zona para la toma de la muestra, la altura del paciente, la edad, etc.

Errores en los cartuchos en un rayos X

Debido a esto, los problemas más comunes en la toma de radiografías tienen que ver con la subexposición, causando películas pálidas y pocas áreas negras, o la sobreexposición, lo que da como resultado películas oscuras, sin detalles y bajo contraste.

 

Para solucionar un problema de muy poca exposición es importante aumentar los ajustes de kV y así obtener una imagen con más contraste. Para el caso contrario, es decir, demasiada exposición, se recomienda disminuir los ajustes de kV. En general, se recomienda una configuración de kV baja y más alta.

 

Sin embargo, es importante tener en cuenta que según la zona del cuerpo en la que se realice la radiografía, se presentarán diferentes niveles de contraste y exposición. En el tórax, por ejemplo, existe un grado de contraste natural, en donde el tejido blando y los detalles óseos se diferencian con facilidad, por lo que se recomienda una técnica de kV alto y más bajo. Aun así, si se utiliza un equipo convencional y se requiere visualización tanto del tejido blando como del óseo, tal vez sea necesario radiografiar la misma región con diferentes ajustes de exposición para obtener imágenes óptimas de ambas.

 

Como mencionamos anteriormente, con los sistemas de rayos x digitales esto generalmente no es un problema ya que el sistema permite al operador manipular la imagen de mono que tanto los tejidos óseos como los blandos pueden visualizarse al mismo tiempo.

 

• Película empañada

 

El empañamiento de la película se manifiesta como un oscurecimiento indeseado en la imagen y ocurre cuando la película se expone inadvertidamente a la luz o los rayos X, aunque también puede ocurrir debido a la radiación dispersa. Además del empañamiento, la radiación dispersa puede llegar al personal médico cercano y causar un problema de seguridad radiológica.

 

Por lo general, la radiación dispersa es un problema en particular cuando se trata de pacientes grandes, por esta razón, se suele recomendar el uso de una rejilla si el área radiografiada supera los 12 centímetros de espesor. Es importante tener en cuenta que cuando se usa una rejilla es probable que el ajuste de más deba aumentarse aproximadamente dos o tres veces.

 

• Marcas en la película

 

La aparición de marcas en la película puede distorsionar las imágenes y obstaculizar el correcto desarrollo del procedimiento. Por lo general, este problema se debe a la manipulación brusca de la película o la aparición de partículas de polvo, cabellos u objetos similares en la pantalla.

 

Para evitar este inconveniente es importante examinar y limpiar periódicamente la pantalla de acuerdo a las recomendaciones del fabricante. Así mismo, es indispensable manipular con cuidado la película para evitar que se adhiera polvo o suciedad a la emulsión.

 

• Carga del cartucho

 

Especialmente en la toma de radiografías panorámicas se utiliza un cartucho que, cuando interactúa con los rayos x, forman una imagen en la película. Algunos de los problemas más comunes en la carga de los cartuchos están relacionados a la aparición de pequeñas manchas negras o blancas en la película, imágenes múltiples, marcas oscuras, excesiva exposición y partes de la imagen que no son visibles en la radiografía.

 

Para solucionar estos problemas es indispensable revisar con frecuencia los cartuchos para comprobar la presión de la luz, revisar si la radiografía está invertida, comprobar la integridad de la pantalla para descargar rayones y asegurarse de utilizar los productos y elementos de limpieza adecuados para este tipo de equipos. Adicionalmente, se recomienda utilizar humidificadores para quitar la aparición de manchas oscuras. Recuerde que después de cada exposición es indispensable eliminar la película para evitar las imágenes múltiples.

 

Adquiera equipos de radiografía de alta calidad y de última tecnología

 

En nuestra experiencia, la mejor garantía para obtener imágenes de calidad sin mayores inconvenientes es contar con equipos de última tecnología y desempeño garantizado.

 

En Promedco usted podrá encontrar sistemas de rayos x portátiles y convencionales de última tecnología para dotar su centro médico con las mejores marcas en el mercado. Además, le ofrecemos sistemas de digitalización adaptables a la mayoría de sistemas de rayos X analógicos existentes para que obtenga los mejores beneficios de las imágenes digitales.

 

Recuerde que en Promedco somos proveedores y representantes de las mejores marcas de equipos médicos y hospitalarios en el mundo. Contamos con la experiencia necesaria para asesorar la compra de sus dispositivos de acuerdo a las diversas aplicaciones y sus necesidades particulares. ¡Contáctenos y permítanos brindarle una excelente atención!