Problemas comunes con las sondas de ultrasonido | Promedco
Promedco
Home
/
Blog
/
PROBLEMAS COMUNES CON LOS TRANSDUCTORES DE ULTRASONIDO

PROBLEMAS COMUNES CON LOS TRANSDUCTORES DE ULTRASONIDO

Las sondas de ultrasonido pueden presentar diferentes inconvenientes debido a daños o desgastes, a continuación, le mencionamos algunos de los más comunes, sus implicaciones y cómo solucionarlos.

Los equipos de ultrasonidos son indispensables en una gran variedad de procedimientos médicos, desde diagnóstico hasta seguimiento en varias especialidades médicas. Dada su importancia y la constancia de su uso, pueden presentar problemas y averías que limiten el correcto desarrollo del procedimiento. La mayoría de los inconvenientes que se presentan con estos equipos están relacionados con las sondas.

 

Debido a que son una parte muy delicada, los cuidados para las sondas de ultrasonido suelen ser bastantes. A continuación, le presentamos algunos de los inconvenientes más comunes que se presentan con las sondas de los ultrasonidos y qué implicaciones tienen para el funcionamiento del equipo.

 

Inconvenientes comunes con las sondas de ultrasonido

 

• Tensión en el cable

Problema de lente seca en transductores

Uno de los inconvenientes más comunes que se presentan es una grieta o separación en el espacio de conexión entre el cable y el transductor. Este problema es fácil de detectar y también uno de los que con más urgencia debe abordar ya que no tardará en afectar la calidad de la imagen.

 

Una grieta en este lugar puede dañar los alambres al interior del cable y resultar incluso en la pérdida total de la imagen del ultrasonido. Lo mejor será actuar pronto y reemplazar el transductor, si es posible.

 

• Imagen caída

 

La caída de imagen se manifiesta mediante líneas negras en la pantalla del ultrasonido y se debe a que los cristales piezoeléctricos ya no están enviando y recibiendo señales. En la pantalla de su equipo se puede manifestar con una sola línea negra o con una gran porción de la imagen perdida.

 

Hay muchas razones para que esto suceda, pero dependiendo del porcentaje de pérdida de la imagen es considerable reemplazar la pieza. En ocasiones se trata de elementos débiles o pérdidas de imagen muy mínima que no afectan el diagnóstico ni la calidad general de la imagen. Sin embargo, también está lo que se considera como elemento muerto, que se manifiesta como una gran líneas oscura y afecta considerablemente la calidad de la imagen.

 

• Membrana desgastada, agrietada o con agujeros

 

Otro inconveniente común con los transductores es el desgaste de la membrana, que puede ocurrir por muchas razones, pero que por lo general se debe al uso prolongado del equipo. Aunque es importante tener en cuenta que el riesgo del desgaste o el agrietamiento de la membrana incrementa cuando hay agujas involucradas en el uso de la sonda.

 

Este problema puede ocasionar elementos débiles y elementos muertos en la imagen, por lo que en ocasiones es importante considerar el reemplazo de la pieza. Como mencionamos, el desgaste de la membrana se debe al uso prolongado, por lo que es recomendable adquirir un equipo de ultrasonido nuevo.

 

• Mecanismo de bloqueo roto

 

Este problema es más común en los ultrasonidos portátiles, específicamente cuando se trata de modelos con una fabricación muy pobre. En estos casos, incluso cuando el operario conecta y desconecta la sonda con cuidado, es posible que se presente una avería en el mecanismo de bloqueo. Para evitar estos inconvenientes, lo mejor es adquirir equipos de ultrasonido portátiles de alta calidad y fabricados por empresas reconocidas.

 

• Lente seca

 

Este problema se presenta cuando se utilizan productos de desinfección no aptos para los lentes de los transductores, específicamente cuando se trata de sustancias con alcohol. Dependiendo de la gravedad de la afectación, para muchos operarios es posible recuperar el lente utilizando el gel adecuado.

 

• Cristales muertos, dañados o débiles

 

Este problema es el resultado de un impacto, ya sea que la sonda se haya caído y golpeado con el suelo o que la botella de gel golpeó el lente. En ocasiones este problema puede afectar la calidad de la imagen diagnóstico, por lo que reemplazar la pieza será necesario.

 

• Ruido o falta de conexión

 

La falta de conexión o el ruido en la imagen son problemas comunes con los equipos de ultrasonido. La experiencia ha mostrado que por lo general sucede cuando un carrito de hospital pasa sobre los cables y ocasiona un desgaste o una ruptura interior. No obstante, también puede ocurrir por un golpe en la sonda o porque el cable ha sido sometido a mucha presión.

 

Como puede ver, mientras que algunos de estos problemas se pueden solucionar de forma fácil o con el reemplazo de transductor, algunos tienen implicaciones directas en el funcionamiento del equipo completo. A la hora de ofrecer servicios de salud, trabajar con un equipo que presenta averías y problemas no es lo más recomendado, pues podría entorpecer el diagnóstico o el desarrollo de los procedimientos que requiera el paciente.

 

Por estas razones, contar con un equipo de ultrasonido fabricado con altos estándares de calidad y por las más reconocidas marcas en el mercado internacional es una gran ventaja ya que podrá evitar inconvenientes relacionados a la fabricación pobre o descuidada y tendrá la garantía de que sus equipos durarán por mucho más tiempo.

 

Con la intención de ofrecerles a nuestros clientes sólo productos de la más alta calidad, en Promedco contamos en nuestro catálogo con equipos de ultrasonido convencionales y portátiles de la marca Mindray, reconocida a nivel internacional. Lo invitamos a que conozca nuestro catálogo de productos y dote su centro de salud con los mejores equipos en el mercado.