Electrocirugía: Técnicas y funciones | Promedco
Promedco
Home
/
Blog
/
Electrocirugia: cómo funciona y sus diagnósticos laparoscópicos

ELECTROCIRUGIA: CÓMO FUNCIONA Y SUS DIAGNÓSTICOS LAPAROSCÓPICOS

La Electrocirugía se refiere al uso de corriente eléctrica en pacientes en los que se necesita coagular algún tejido. En esta nota le contamos sobre la electrocirugía y sus usos en los diagnósticos con laparoscopia.

Electrocirugía

Cuando se habla de electrocirugía, se está haciendo referencia al uso de corriente eléctrica en alta frecuencia en pacientes en los que es necesario cortar o coagular algún tejido del cuerpo mientras se realiza un procedimiento quirúrgico. Este método consiste en hacer parte del circuito electrónico al paciente, algo que puede comprometer su integridad ya que se corre el riesgo de sufrir quemaduras.

 

Para tener más claridad sobre el proceso, primero se debe saber que cuando la corriente es liberada por el equipo de electrocirugía, esta circula por el organismo generando calor, y por otro lado, hay que conocer la densidad o cantidad de corriente que se debe colocar en el tejido. Es decir, el objetivo de la electrocirugía es producir calor en determinado tejido del cuerpo, y este se genera gracias a la resistencia del mismo tejido, que gracias al calor que él mismo produce facilita su circulación.

 

Técnicas de la electrocirugía

 

Existen diferentes técnicas en el campo médico para realizar electrocirugía. Cada una presenta diferentes variaciones y se elige las más apropiada para el procedimiento a realizar y la condición del paciente.

 

• Técnica monopolar:

Consiste en aplicar al tejido la corriente desde el generador por medio del activo. Es necesario que el circuito sea cerrado, por lo que se debe utilizar una placa neutra.

 

• Fulguración:

Hace referencia a un tipo de coagulación que se logra por medio de una corriente aplicada por un pequeño lapso. El electrodo se utiliza a una altura prudente del tejido, ya que no puede tocarlo.

 

• Desecación:

Al contrario que en la técnica de fulguración, en este caso si se tocan los tejidos con el electrodo, esto con el fin de causar la destrucción superflua del tejido.

 

• Técnica bipolar:

La electricidad producida por el equipo médico se suministra al tejido por medio de una pinza, donde una punta corresponde a un electrodo activo, y la otra a un electrodo pasivo. Cabe mencionar que ambas producen calentamiento ya que cuentan con la misma área.

 

• Corte:

Se realiza con un electrodo especializado que traza una incisión a medida que progresa. La lesión que causa en el tejido es mínima.

 

Electrocirugía con laparoscopia

 

La electrocirugía en laparoscopia es muy eficiente ya que funciona de igual manera que en otro tipo de procedimientos y brinda los mismos beneficios. En estos casos la corriente fluye en alta frecuencia de un generador y llega hasta la punta del electrodo, es así como se concentra la energía en un solo punto. Las frecuencias no son problema en los procedimientos ya que no representan ninguna interferencia en el funcionamiento normal del sistema nervioso y muscular, pues su único objetivo es producir calor.

 

Este equipo médico funciona de dos maneras, tanto monopolar como bipolar. En el primer caso las cantidades de corriente que circulan en los tejidos son muy bajas, y estas se dirigen a un electrodo encargado de la dispersión, lo que conforma un circuito eléctrico. 

 

Algunos de los procedimientos con laparoscopia más comunes en los que se utiliza laparoscopia se presentan en las mujeres, algunos de ellos son:

 

• Extracción de adherencias:

El procedimiento consiste en identificar y extraer las adherencias, esto se hace con el fin de aliviar el dolor que pueden llegar producir. También, en algunos casos es posible recuperar la fertilidad.

 

• Extracción de tumores o quistes ováricos:

Estas masas pueden llegar a representar un alto riesgo de cáncer, por lo que eliminarlo a tiempo es fundamental para la recuperación del paciente. Con la laparoscopia es posible encontrarlos fácilmente y eliminarlos

 

• Casos de endometriosis:

Durante un procedimiento de chequeo con laparoscopia se detecta la endometriosis y también tratarse. El procedimiento consiste en extraer parte del tejido irregular o su totalidad.

 

• Histerectomía vaginal:

Puede realizarse por laparoscopia para ser menos invasivo el procedimiento, y consiste en separar el útero de la estructura que lo sostiene y extraerlo.

 

• Embarazo ectópico:

Cuando esto sucede, el tejido fetal debe extraerse de la trompa de Falopio por medio de la cirugía laparoscópica, y en caso de que esta se encuentre lacerada también será extirpada.

 

• Ligadura de trompas: 

Es un procedimiento poco invasivo en el que el médico sella cada trompa de Falopio para impedir el ingreso del esperma y así evitar un embarazo.

 

Entre sus otros usos, es muy eficiente para la detección y eliminación de tumores en general, obstrucciones y sangrados internos. Es un método que ha permitido grandes avances en la medicina y salvar muchas vidas, por lo que contar con equipos de alta calidad que garanticen el bienestar y los cuidados apropiados del paciente es fundamental.

 


Si desea dotar su centro médico con la mejor y más avanzada tecnología en equipos médicos, Promedco es su mejor aliado. ¡Contáctenos y cotice el equipo de su interés!